Archivo del sitio

In Time

Andrew Niccol fue el encargado de dar vida a este interesante largometraje durante el pasado año 2011, en el que en un futuro el tiempo se emplea como única moneda de cambio para subsistir en el día a día. Se genera un sistema capitalista semejante al que nosotros conocemos en la actualidad, pero el tiempo es el dinero y al que se le agote, muere. Por esta razón es necesario trabajar a diario y conseguir algunas horas para poder sobrevivir lo máximo posible.

Ya sea por suerte para unos y una desgracia para otros, el sistema sigue beneficiando a aquellos con mayor poder. Los más adinerados sobreviven eternamente, sin embargo, el resto del pueblo muere joven por no ser capaces de obtener el tiempo suficiente para hacer frente al día a día. Lo único que hace a todos iguales, es que todas las personas del mundo están modificadas genéticamente para que una especie de reloj, que todos llevan en uno de los antebrazos, se activa pasado los 25 años y que a partir de ese momento el cuerpo deja de envejecer.

La película está muy bien llevada y la forma en la que reflejan el sistema capitalista de un futuro ficticio, es interesante. No obstante, no sólo le voy a dar el mérito a los guionistas y al director, debido a que una buena parte de ese buen trabajo ha sido gracia a los actores que han participado. En resumidas cuentas, ha sido el conjunto el que ha echo posible esta obra en la que la acción y la ciencia ficción no faltarán y no nos aburrirán.

Anuncios